Nuestra selección para el 2023 es una mezcla de favoritos de toda la vida que merecen otra visita y regiones menos exploradas o que incluso han tenido el acceso restringido y ahora esperan a los viajeros con los brazos abiertos. En esta lista encontrarás seis destinos elegidos para que sean tu guía en las aventuras que vendrán el próximo año.

1. COLUMBIA BRITÁNICA, CANADÁ

Por qué ir: las nuevas experiencias dirigidas por indígenas y los alojamientos en la naturaleza

La provincia de la Columbia Británica es famosa por su prístina belleza natural, de las Montañas Rocosas a las islas azotadas por las tormentas de Haida Gwaii, y las nuevas experiencias dirigidas por la comunidad indígena conectan a los viajeros con las culturas más ligadas al territorio.

En Haida House, bajo propiedad y dirección de los haida y que en mayo del 2022 inauguró sus nuevas cabañas frente al mar de estilo comunal, los huéspedes podrán explorar las Haida Gwaii y aprender sobre su filosofía de Yah’guudang, que significa ‘respeto por todas las cosas vivas y por las relaciones de interdependencia que nos unen’.

Los visitantes de Haida House visitarán los pueblos ancestrales de las islas, incluido Queen Charlotte, que hace poco recuperó su nombre indígena Daajing Giids, en un hecho sin precedentes.

Más al este, en la región interior de ChilcotinNemiah Valley Lodge, también propiedad indígena y bajo su dirección, abrirá para su primera temporada completa el próximo junio. El lodge marca el primer proyecto turístico en las tierras de los tsilhqot’in después de que la ley les diera derechos de primeros pobladores sobre su territorio ancestral.

En el 2023 añadirán una magnífica experiencia de lodge y kayak en el lago Chilko (el lago de agua dulce a más altura de Canadá), dirigido por los embajadores culturales tsilhqot’in de la comunidad local Xeni Gwet’in.

En la costa también encontramos el recién llegado Klahoose Wilderness Resort, centrado en el pueblo indígena klahoose, su cultura y su perspectiva sobre la vida natural, en el remoto Desolation Sound, así como el Tofino Wilderness Resort de Quait Bay en la isla de Vancouver, que abrirá como propiedad de los ahousaht en el 2023.

Pero la cultura indígena también dejará su huella en el animado corazón de la Columbia Británica: Salmon n’ Bannock, el único restaurante indígena de Vancouver, abrirá un Salmon n’ Bannock on the Fly en el aeropuerto de Vancouver, el primer restaurante indígena en un aeropuerto canadiense: un broche de oro inmejorable para una visita a la región.

2. COSTA CENTRAL DE CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS

Por qué ir: pequeños pueblo conocidos… pero no demasiado. Un destino de moda que está en su momento perfecto.

Este mosaico de relajados pueblos costeros, bosques de secuoyas surcados por kilómetros y kilómetros de senderos y viñedos de los que salen uvas tan apreciadas como la syrah, pinot noir y chardonnay lleva ya un tiempo en nuestra lista de pendientes.

Las zonas más infravaloradas de la costa central de California llevan ya un tiempo desarrollando una personalidad propia más moderna y atractiva que nunca, como ocurre con pueblos como Los Álamos y Los Olivos, en el valle de Santa Ynez.

El valle se ha convertido en el destino de moda para habitantes de Los Ángeles, con sus peculiares bodegas como la de Future Perfect Wines, decorada con una bola de discoteca; sus restaurantes elegantes pero desenfadados, como la marisquería Bar Le Côte; y alojamientos nuevos entre los que destaca The Inn at Mattei’s Tavern, resucitado hace poco por Auberge Resorts Collection.

Este emblemático edificio del siglo XIX se ha transformado en un auténtico refugio en el que la piscina rodeada de cabañas y el spa, de la mano de la conocida marca neoyorquina The Well, toman el relevo a las fiestas y encuentros sociales que han ocurrido aquí a lo largo de la historia, desde la fiebre del oro y los años de la ley seca.

3. MEMPHIS, ESTADOS UNIDOS

Por qué ir: los nuevos espacios públicos, restaurantes y hoteles que ensalzan la herencia cultural de la ciudad.

Nashville tiene quizá más fama como destino, pero Memphis lleva un tiempo preparándose para convertirse en la ciudad de moda de Tennessee. En la última década, se han invertido miles de millones en revitalizar su centro urbano, y es ahora que se aprecian los frutos de estos esfuerzos.

El parque Tom Lee abrirá, tras su reforma, en el 2023, justo a tiempo para el festival Memphis in May, que ocupa todo el mes de mayo y celebra la cultura local con eventos como el famoso Beale Street Music Festival y el World Championship Barbecue Cooking Contest.

La renovación ha añadido pabellones nuevos, caminos, asientos junto al río, jardines y un acceso directo desde el centro. Una forma magnífica de homenajear a la figura histórica que da nombre al parque, un hombre negro de Memphis que, hace casi un siglo, rescató a los pasajeros del naufragio de un barco de vapor en el río.

Próximamente esperamos también The Walk on Union, que será una de las zonas residenciales más grandes del sureste estadounidense, con amplios espacios verdes, en la que abrirán una buena cantidad de tiendas y dos nuevos hoteles Hilton en las sucesivas fases de su desarrollo.

A los hoteles nuevos de este año, como The Memphian y el primer Caption de Hyatt, se sumarán pronto otras inauguraciones interesantes, como el restaurante vegetariano de la chef Tamra Patterson. Aunque la barbacoa sigue siendo protagonista, la gastronomía se moderniza, y Raw Girls acaba de abrir dos bares de zumos y smoothies. No te pierdas tampoco el bar de cócteles artesanales Cameo, que abrió este mismo año y sirve todo tipo de sofisticadas bebidas sin alcohol.

4. MENDOZA, ARGENTINA

Por qué ir: las experiencias culinarias dirigidas por mujeres y los nuevos alojamientos en viñedos icónicos.

Brindar con un malbec frente a los majestuosos Andes es típico de Mendoza; ahora, un puñado de nuevos hoteles y restaurantes elegantes nos dan aún más razones de celebración en la capital del vino de Argentina (a 90 minutos en avión de Buenos Aires).

Mendoza tiene muchas experiencias de cena y vino: el 5 Suelos de la chef Patricia Courtois en Durigutti Family Winemakers, que abrió en abril del 2022; el restaurante Ruda de la sommelier Camila Cerezo en la región vinivitícola de Tupungato Winelands, de enero de 2022, y el opulento Angélica de Catena Zapata, llamado así por la matriarca de la familia, inaugurado en noviembre de 2022.

Por encima de todos ellos destaca Zonda, en la Bodega Lagarde, por exhibir los grandes encantos de Mendoza, desde fantásticas añadas a sus cucharitas de té talladas en madera dura. La propietaria, Sofía Pescarmona, comparte el terruño de su familia con los visitantes, que se manchan las manos recogiendo hierbas y verduras y preparando empanadas durante la experiencia inmersiva del huerto a la mesa.

Estos esfuerzos reciben como recompensa un menú degustación regional de nueve platos maridado con vinos Lagarde, incluido el refrescante Proyecto Hermanas White Blend que hacen Sofía y su hermana Lucila.

Además, el último proyecto de Susana Balbo la llevó a reformar con cariño una mansión junto a su hija Ana Lovaglio, que en abril del 2022 se desveló como el SB Winemaker’s Lodge & Spa de 7 suites; la chef Flavia Amad Di Leo dirige tanto la bodega como los restaurantes del hotel.

Los huéspedes más aventureros pueden recargar energías con un masaje en la habitación o un asado junto a la piscina antes de explorar los rincones escondidos del octavo país más grande del mundo a bordo del hidroavión VisionAir del lodge, la única nave de este tipo en Argentina.

5. OLLANTAYTAMBO, PERÚ

Por qué ir: una gastronomía que aúna tradición e innovación y los alojamientos ecológicos.

Ollantaytambo es famoso por su yacimiento arqueológico, una fortaleza inca en la ladera de una colina que atrae a los viajeros de camino al Machu Picchu. Pero últimamente el pueblo se ha convertido en el epicentro culinario y de terruño del Valle Sagrado de los Incas gracias a los empresarios locales que inauguran una nueva era de comida y bebida tradicionales de cara al mundo.

En Destilería Andina podrás probar los matices herbáceos de los rones de altura o incluso infusionar el tuyo propio; degusta el café andino o tuesta unos granos como recuerdo en Café Mayu, y degusta cervezas artesanales aderezadas con frutas locales en Cervecería del Valle Sagrado.

Lo nuevo y lo viejo se encuentran en Chuncho en la cocina de la granja a la mesa acompañada de cócteles creativos; en cambio, en El Albergue Ollataytambo la tradición es la reina de los tours de gastronomía de granja gracias a la cocina pachamanca al horno de tierra ancestral. A mediados del 2023, en la nueva localización de Destilería Andina encontrarás un bar de servicio completo cerca de Cervecería del Valle Sagrado.

El centenario Alberte Ollantaytambo es un alojamiento clásico en la zona, pero también puedes darte un homenaje en Las Qolqas Eco Lodge (con spa incluido) o acurrucarte en una cápsula en la ladera de la montaña con vistas al valle en Skylodge Adventure Suites, que abrió en 2013 pero en 2022 la marca estrenó las nuevas Starlodge Adventure Suites y el onsen.

Si quieres vivir la experiencia completa da prioridad a los momentos culturales cuando planees el viaje: el festival del Señor de Choquekillka, 50 días después de la Pascua, honra al patrón de pueblo con comida, música y baile; los lugareños celebran el solsticio de invierno en junio, y todo el pueblo se une a la algarabía en octubre en el aniversario de Ollantaytambo.

6. YUCATÁN, MÉXICO

Por qué ir: los hoteles boutique de diseño entre las junglas y los ríos de la región.

Con el boom de los alojamientos de diseño vanguardista, la península de Yucatán, en el sureste de México, tiene todas las papeletas para convertirse en una de las zonas más deseadas de este año.

Los 22 bungalós de Boca de Agua tienen proyecto de abrir en Bacalar en abril, con suites diseñadas por la arquitecta Frida Escobedo, a la que han fichado hace poco para la futura ala de arte contemporáneo del Museo de Arte Moderno de Nueva York. Al norte de Bacalar, acurrucado en la reserva de la biosfera de Sian Ka’an, está Casa Chablé, que abrirá en diciembre de 2022 con 10 habitaciones y bungalós.

Los huéspedes hacen un recorrido en barco de 40 minutos atravesando frondosos manglares hasta llegar a las casi 5 hectáreas de jungla tropical del resort, bordeada de playas de arena blanca.

Además, situada en la tranquila cala de Xpu-ha entre las animadas ciudades de Tulum y Playa del Carmen, la propiedad boutique de ultralujo Hotel Esencia abrió en noviembre de este año como una de las novedades más refinadas de Riviera Maya: la mansión Esencia, es un alojamiento privado de cuatro habitaciones con su propio bar, cine y piscina desbordante en la azotea.

Y justo a las afueras de Mérida encontramos el nuevo Galopina, un alojamiento de cinco habitaciones dirigido por los mexicanos Elisa Navarrete y Guillaume Galopin. Después de pasar una temporada en París, volvieron a su país de origen y crearon la casa de sus sueños en la jungla, con kilómetros y kilómetros de senderos, huertos orgánicos y habitaciones para huéspedes con terrazas perfectas para meditar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here